4 cuidados básicos para todo tipo de pelo

4-cuidados-basicos-para-todo-tipo-de-pelo

El cabello se enfrenta todo el tiempo a condiciones adversas que lo terminan por dañar. Seguir una rutina básica de cuidado, es lo que lo hará fuerte, saludable y radiante.

Más allá de su importancia social y estética, el estado de nuestro pelo refleja cómo nos sentimos y cuánto nos preocupamos por tener hábitos sanos en la vida cotidiana.

La salud capilar también depende de las características propias de tu pelo y de qué tipo de productos utilizas. Sin embargo, en este artículo te contamos las claves generales para un buen cuidado:

Disfrutá el cepillado de tu pelo

El cepillado no sólo te libera de enredos. También estimula la circulación sanguínea del cuero cabelludo y el crecimiento del pelo. Al igual que remueve restos de suciedad y exceso de grasitud.

Cepillar con delicadeza desde las puntas hasta la raíz con el pelo seco es lo ideal si deseas evitar que el pelo no se quiebre.

2 – Metele amor al lavado

El lavado es el momento más importante en la rutina de cuidado. Primero se debe aplicar el shampoo, después un poco de agua para activarlo y luego complementarlo con masajes circulares sin frotar el cuero cabelludo. Eso hará efectiva la limpieza y el barrido de impurezas.

Además, se aconseja hacerlo con agua templada y al final del mismo, sumarle un poco de agua fría con el fín de dar brillo y sellar las cutículas.

3. Apacigua el efecto de los aparatos eléctricos

El calor excesivo sobre tu pelo puede estropearlo. Si sos de usar la planchita y/o el rizador, elegí productos que te ayuden a protegerlo.

Si usas con frecuencia el secador, procurá secarlo a una distancia de quince centímetros. Y si podés, reducí la temperatura. Aunque en realidad, siempre lo mejor será dejar que se seque de forma natural.

4. Amigate con la nutrición

Los acondicionadores especiales, baños de crema, aceites, óleos, las ampollas y mascarillas tienen sus particularidades. Sin embargo, la misión general de estos productos es la de reparar, hidratar y nutrir el cabello. No hay dudas que te harán ir a la peluquería cada vez menos.